Back to top

CONSEJOS PARA CONDUCIR Y FRENAR CORRECTAMENTE CON LLUVIA

Martes, Octubre 1, 2019

1. Conduce despacio para evitar que el neumático patine al frenar

Conducir despacio y frenar con cuidado son dos acciones fundamentales para la conducción segura en condiciones de lluvia. Es normal que el neumático tienda a patinar al frenar con el firme mojado por la lluvia. Por este motivo, para no tener patinazos, se deben evitar los frenazos repentinos mientras se gira el vehículo.

La presión de la rueda hay que mantenerla al nivel normal y no reducirse en ningún caso en los días de lluvia. Si se reduce la presión, las ranuras y la banda de rodamiento serán superficiales, el drenaje de la rueda apenas se realizará por lo que aumentará el riesgo de patinazos durante el frenado.

2. Guarda la distancia de seguridad entre vehículos y evita las distancias de frenado demasiado largas

A la misma velocidad, la fricción entre la rueda y el suelo disminuye en condiciones de lluvia, así que debemos aumentar la distancia de frenado, especialmente en las noches de lluvia ya que la combinación entre la falta de luz y la lluvia empeora considerablemente la visión, disminuyendo el tiempo de reacción del conductor. Por eso, es necesario mantener una distancia de seguridad con el vehículo de delante y evitar colisiones por detrás.

También debe mantenerse una distancia de seguridad al adelantar o ir en paralelo cuando llueve ya que podemos salpicar y entorpecer la visión de los otros vehículos. Por tanto, en esas condiciones intentaremos no adelantar ni colocarnos en paralelo.

3. Pisa el freno con antelación y mantente alerta

En los días de lluvia, las condiciones de la carretera se complican. Los conductores necesitamos estar más alerta y siempre prestar atención a los espejos retrovisorespara poder anticipar cualquier tipo de peligro con antelación.

4. Presta atención a peatones y ciclistas

Cuando llueve, los peatones suelen llevar paraguas y los ciclistas van imbuidos en impermeables que limitan su campo de visión y les hacen menos conscientes de su entorno inmediato. En ocasiones, los peatones y los ciclistas pueden no respetar las normas de tráfico para evitar la lluvia, por ejemplo, pueden cruzar la carretera o hacer giros inesperados y repentinos, o resbalar cuando se les acerca un vehículo. Todas estas situaciones ponen en peligro la concentración del conductor. Para evitarlas, los conductores debemos ser paciente, esquivar a los peatones y a los ciclistas y frenar con antelación para reducir la velocidad al pasar cerca de estos, manteniéndonos siempre alerta.

5. Ojo con los charcos

En días lluviosos, es muy posible que se formen charcos en algunas partes de la carretera. En ocasiones, el vehículo de enfrente puede realizar giros bruscos para evitar los charcos, lo que puede causar choques si los vehículos que lo siguen no frenan a tiempo. Por eso, debemos mantener la distancia de seguridad con el vehículo de adelante y utilizar los frenos con antelación en lugares peligrosos de las carreteras para evitar frenazos de emergencia.

6. Cuando llueva debemos encender las luces a tiempo

Encender las luces ayudará a mejorar la visión del conductor, al mismo tiempo que llamará la atención de los otros vehículos, evitando colisiones por alcance.

En conclusión, conducir en días de lluvia requiere una mayor atención por parte de los conductores, que debemos ser completamente conscientes del impacto de la lluvia tanto en el campo de visión como en la distancia de frenado.

Las inspecciones diarias del sistema de frenado deberían realizarse con más cuidado en los días de lluvia. Es necesario comprobar el buen estado de las pastillas, los discos, el líquido de frenos y otros componentes del sistema, además debemos reemplazarlos cuando sea necesario, eligiendo productos de alta calidad que aseguren el mejor rendimiento.

 

Share