Back to top

¿En qué se diferencia una cadena de una correa de distribución?

Lunes, Noviembre 18, 2019

Para poder conseguir unos mejores resultados en el mantenimiento de los automóviles o a la hora de solucionar las averías que surjan en estos, es necesario tener un conocimiento adecuado de los dispositivos y piezas que componen el coche.

En esta ocasión, se explican las ventajas y desventajas de una cadena o una correa de distribución.

La correa, presente en el 70-80% de los modelos de fábrica actuales, debe cambiarse cada 80.000-150.000 km para evitar averías por rotura, mientras que las cadenas tienen una duración mínima de 250.000 km, por lo que en muchos casos no se llegan a sustituir.

Asimismo, el artículo señala que la cadena de distribución es de las piezas más fiables del motor, ya que no es habitual que se rompa. Frente a ello, la correa está presente en cuatro de cada cinco vehículos debido a su menor su coste y por generar menos ruido por su fabricación en caucho, nylon y goma.

Sin embargo, se subraya que al pensar que la cadena de distribución no suele tener problemas y que no necesita tanto mantenimiento, pueden surgir pequeñas holguras tras muchos kilómetros en cadenas y tensores que pueden afectar al rendimiento del motor.

Por otro lado, se indica que el uso de cadenas de distribución es mucho más eficaz y recomendable que la correa de distribución. Pero los fabricantes se han decantado por las correas de caucho estriadas que generas menos ruido y menor coste.

No obstante, parece que la tendencia en producción son las piezas controladas por la electrónica, como las válvulas que se accionan mediante el árbol de levas y el sistema de distribución de cadena o correa que podrían abrirse o cerrarse gracias al sistema electrónico central del vehículo.

Share