Back to top

Escuchar música combate el estrés y potencia la productividad

Lunes, Enero 20, 2020

La música hace mucho más que exaltar nuestros sentidos o relajar la ansiedad, nos pone de buen humor, ayuda a mitigar el dolor, mejora la calidad de vida, estimula el aprendizaje, la comunicación y la expresión corporal en niños. ¿Os habéis dado cuenta que cada vez que suena alguna canción, los niños bailan rápidamente?

La actividad terapéutica de la música no es nueva, aunque hoy en día se encuentra en plena expansión gracias a los numerosos informes y estudios. Todos estos beneficios se generan por la profunda estimulación a nivel cerebral que provoca cada una de las ondas musicales, independientemente de los gustos de cada persona

Combate el estrés

Si nos dejamos llevar por nuestras canciones favoritas, la cortisona (la hormona relacionada con la ansiedad) se reduce y la mente libera las tensiones acumuladas. “Si estamos muy estresados, mejor optar por música más movida, ya que conectará más con el estado de ánimo”.

Todos recordamos ese concierto de furor con los amigos, las últimas fiestas del pueblo donde la orquesta cantó todos los grandes éxitos que conocemos, o esa noche rara de fiesta que acabó en un karaoke… y todos recordamos esos momentos como algo positivo, con una sonrisa, como un buen recuerdo.

Las buenas sensaciones se experimentan si cantamos en voz alta: la respiración se vuelve más profunda y lenta y hay una mayor actividad muscular, por lo que aumentará la relajación.

Estimula la concentración

La música de tempo lento promueve un estado de calma, de meditación. Suelen activar áreas del cerebro que son claves para potenciar los aprendizajes cognitivos, afectivos y motores, ayudando a mantener la productividad a lo largo de toda la jornada laboral. Mucha gente estudia con música clásica, otros con bandas sonoras de cine…

Favorece el sueño

Para luchar contra el insomnio recomiendan escuchar música antes de dormir. Música relajante después de cenar para que cuerpo y mente se vayan preparando para descansar. Seguir en la cama con los ojos cerrado y esa música puede ayudar a conciliar el sueño antes. En muchas ocasiones, tener la radio a un volumen casi mínimo ayuda a dormir, el ronroneo nos va meciendo.

 

Share