Back to top

NUEVOS CICLOS DE CONDUCCIÓN PARA HOMOLOGAR EMISIONES CONTAMINANTES.

Martes, Noviembre 27, 2018

Hasta la fecha era habitual que el consumo real de un coche fuese superior al homologado por el fabricante, dicho dato dependía de varios factores como pueden ser el modelo. El tipo de motor, el estilo de conducción, etc. Pero las diferencias entre el consumo medio real que obtenía el usuario frente al consumo homologado en las pruebas de ensayo realizadas en laboratorio eran importantes. Esta diferencia, básicamente se debe a que la normativa utilizada hasta ahora, la NEDC (New European Driving Cycle), para la homologación de consumos y emisiones está completamente obsoleta.  Dicha normativa se implantó en 1992 con el objeto de conseguir una normativa uniforme europea que permitiese comprobar el cumplimiento de los límites legales de emisiones y de consumo en los coches nuevos.

¿QUE ES EL WLTP?

Actualmente los nuevos valores de consumo se calculan mediante la normal WLTP, un procedimiento a escala mundial que determina nuevos datos de consumo y de emisiones contaminantes de CO2 en todos los vehículos ligeros, teniendo en cuenta un comportamiento realista del vehículo y del conductor, obteniendo de este modo unos datos más fiables.

Las siglas WLTP corresponden a Worldwide Harmonized Light Duty Vehicles Test Procedeure o Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos ligeros. Esta norma entró en vigor en septiembre de 2017 únicamente para los vehículos nuevos sustituyendo a la normal NEDC.

El consumo de un vehículo puede diferir de las especificaciones del fabricante, por ese motivo,  la fiabilidad del NEDC siempre ha sido muy limitada. El consumo real depende en gran medida del comportamiento de conducción personal y del equipamiento del vehículo. Por ejemplo, si un vehículo se utiliza principalmente en ciudad, su consumo y sus emisiones serán muy diferentes de las de un vehículo utilizado para largos trayectos.

Para abordar estas diferencias, se ha revisado el NEDC con el objetivo de reflejar un perfil de conducción más dinámico. Este perfil incluye una mayor aceleración, una mayor velocidad media y una velocidad máxima más elevada.

Los valores de consumo y de gases contaminantes medidos según el WLTP se especifican en los motores homologados por este ensayo a partir del 1 de Septiembre de 2017. Esta norma es de aplicación en Europa y en otros muchos países de todo el mundo.

Como las nuevas pruebas según la norma WLTP ayudarán a simular una conducción más realista y a obtener unos datos más fiables, los niveles de dióxido de carbono CO2 de los vehículos testados aumentarán.

El impuesto de matriculación, gravamen que se paga al adquirir un coche nuevo o usado que se matricule por primera vez en España, tiene un precio que depende del nivel de emisiones contaminantes que emita a la atmosfera. Los vehículos que tengan emisiones de CO2 homologadas por el fabricante inferiores a 120 gr/km están exentos de pago de este impuesto.

El resto de los vehículos pagarán en función del nivel de co2, hasta el 14.75% de su base imponible, es decir, de su precio antes de aplicar impuestos.

 El impuesto de matriculación se divide en cuatro tramos:

  •  0% para los vehículos con emisiones CO2 inferiores o iguales a 120 gr/km,
  •   4,75% para vehículos con emisiones de CO2 mayores de 120 gr/km  y menores de 160gr/km y menores de 200gr/km
  •  14,75% para emisiones de CO2 mayores o iguales a 200 gr/km.

 Los coches que emiten por debajo de 120 gr/km de CO2 no pagan el impuesto de matriculación.

Share