Back to top

¿Por qué es peligroso conducir con hojas en la carretera?

Martes, Octubre 22, 2019

La llegada del otoño generalmente viene marcada con la bajada de las temperaturas, las precipitaciones, la reducción de horas de luz diurnas y por el cambio de color de los bosques. Es común asociar a esta época del año el color amarillo y marrón rojizo de las hojas que con el tiempo van depositándose en la carretera hasta cubrir como un manto el pavimento donde circulamos.

Lo que a simple vista resulta una preciosa estampa teñida de una amplia paleta de colores, se puede convertir en una escena mucho menos idílica. Y es que cuando el asfalto se viste con una capa de hojas, sobre todo si están mojadas, aumenta el riesgo de sufrir un accidente debido a que pueden provocar pérdidas de tracción en los vehículos.

A veces cuando cogemos el coche ponemos el piloto automático y no prestamos atención a ciertos peligros que, a primera vista, parecen inofensivos pero que pueden tener consecuencias fatales.

Por este motivo, en esta época del año, debemos extremar la precaución cuando circulamos por zonas arboladas -incluso en ciudad- con vegetación caduca. Así lo recomienda la Dirección General de Tráfico (DGT). Las hojas acumuladas en el asfalto pueden hacer que una frenada se convierta en un peligroso derrape por la falta de agarre de los neumáticos. En algunos casos extremos, esta situación puede provocar la pérdida de control del vehículo y acabar en un siniestro.

Esta situación puede llegar a ser más peligrosa si sucede tras un episodio de lluvia, ya que las hojas retienen el agua siendo casi tan deslizantes como la nieve.

Si te encuentras con una situación semejante, lo importante es que disminuyas la velocidad y, sobre todo, mantengas la distancia de seguridad. Si dejamos el espacio suficiente entre nosotros y el vehículo que nos precede seremos capaces de reaccionar ante cualquier imprevisto.

Share